DONACIÓN DE ÓRGANOS EN VENADO TUERTO: EL CUDAIO REALIZÓ EL PROCEDIMIENTO EN EL HOSPITAL

Lamentablemente, en la noche de este lunes falleció Natalia, la mujer que sufrió un accidente de tránsito el último domingo a la noche en la Ruta Provincial 94, a dos kilómetros de la 33, y en la que había perdido la vida su hijo de 20 años cuando colisionó su auto contra un camión. Ambos estaban domiciliados en la localidad de Santa Isabel. Una vez que se realizaron todos los procedimientos que confirmaron la muerte cerebral de la mujer, comenzó el proceso de ablación que se llevó a cabo esta madrugada en el Hospital Alejandro Gutiérrez.

Al respecto, el vicedirector del nosocomio, Joaquín Sánchez de Bustamente habló en FM DALE 91.1: “La situación de la paciente fue absolutamente grave y delicada desde que ocurrió el accidente, donde sufrió un traumatismo de cráneo muy severo que no permitió que su cerebro emitiera las órdenes habituales necesarias para que su cuerpo siguiera funcionando, por lo que se diagnosticó muerte cerebral”.

“A partir de esta situación se inicia un procedimiento que demora varias horas porque se realizan múltiples pruebas que se repiten cada seis horas, y si las mismas arrojan resultado positivo comienza el proceso de ablación por parte del Cudaio, que se encarga absolutamente de todo, desde la charla con los familiares, acompañarlos en los laboratorios y en los cuidados previos del paciente para que llegue en la mejor condición a la ablación”, puntualizó.

Por este motivo, “para que el proceso de ablación sea exitoso el paciente tiene que llegar en óptimas condiciones teniendo en cuenta que ya su cerebro no está funcionando, por lo que hay que hacer muchísimo esfuerzo para mantener a la persona con buena presión, buena capacidad de oxígeno, análisis de laboratorios a cada hora, test de apnea respiratoria, entre otras pruebas. Son distintos estudios que nos confirman la muerte cerebral. Una vez que se diagnostica se aguardan 6 horas y se repite el procedimiento y si en ambos casos las pruebas dan la muerte cerebral, empieza el proceso de ablación”, detalló Sánchez de Bustamante.

En la ablación interviene un equipo enviado por el Cudaio que trabaja en el quirófano del hospital y con el equipamiento del propio nosocomio. A su vez, se coordina con el SIES 107 y el aeródromo local el traslado de los órganos ablacionados a los distintos lugares donde ya están destinados por el Incucai.

CRECIMIENTO DE ABLACIONES EN SANTA FE

Desde hace años la provincia de Santa Fe se mantiene a la vanguardia a nivel nacional en todo lo referente a la donación de órganos. “Si bien en Venado Tuerto, tanto en el antiguo hospital como en el nuevo, se han realizado un buen número de ablaciones, en lo que va del año no veníamos con una alta cantidad de procedimientos”, expresó Sánchez de Bustamante.

“Santa Fe es una de las provincias con mayor cantidad de ablaciones en el país y esto se debe a una importante difusión y decisión por parte del gobierno provincial no sólo de dar la información sino también de realizar el acompañamiento para hacerlo de forma segura”, agregó.

“Muchas veces, esto también se debe, lamentablemente, al alto índice de siniestralidad en accidentes de tránsito que tiene nuestra provincia”, reconoció.

Por último, cabe señalar que en una ablación se puede favorecer a siete posibles pacientes que pueden recibir esos órganos.

LEY JUSTINA

La Ley Justina o Ley de trasplante de órganos, tejidos y células (N° 27.447) regula las actividades relacionadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en Argentina.

A partir de ésta ley todas las personas mayores de edad son donantes de órganos, salvo que hubieran expresado su voluntad contraria.

Justina Lo Cane fue una niña de 12 años que murió esperando un trasplante de corazón durante 4 meses. Estuvo internada en la Fundación Favaloro pero el órgano no llegó y su estado de salud se fue debilitando.

Su historia inspiró una campaña que impulsó un proyecto de trasplante de órganos, tejidos y células que convierte a todos los argentinos mayores de 18 años en donantes, a menos que antes de morir hayan dejado por escrito lo contrario.

FOTO: FM DALE! 91.1

ESCUCHANOS EN VIVO