PARA VERNETTI, ESTÁN SOMETIENDO A LOS AFILIADOS VENADENSES DEL PAMI A SITUACIONES TERRIBLES

El presidente del Concejo Municipal, Fabián Vernetti, manifestó que “solicitará una reunión urgente” con la titular local de PAMI, Marisa Maldonado, junto a los representantes de los sanatorios San Martín y Castelli “para poner fin de forma inmediata al trato humillante, de incertidumbre y de pérdida de derechos, al que están siendo sometidos los jubilados y pensionados” de esa obra social.

Vernetti explicó que a partir del 1º de mayo de este año, PAMI dispuso que 4 mil afiliados que recibían prestación médica en el sanatorio San Martín fueron transferidos -sin ninguna consulta previa-, al Castelli. “Luego, hemos visto a través de los medios periodísticos una solicitada del sanatorio San Martín pidiendo a los afiliados que se dirijan al PAMI para saber si eran o no parte de los transferidos, ya que los abuelos se enteraban de este drástico cambio en el momento que necesitaban el servicio. Es más, colocaron una urna en el sanatorio para que los jubilados manifestaran su voluntad de volver a ser atendidos por los médicos de ese lugar”, sostuvo el edil socialista.

En consecuencia, PAMI aclaró que no se los estaba convocando para realizar ningún cambio de prestador, que todos continuaban con su médico de cabecera, y que “el cambio se realizó para favorecer la calidad de atención a los pacientes y evitar, entre otras cosas, demoras en la entrega de turnos para especialistas o estudios, y que ante cualquier duda o planteo, debían dirigirse a la agencia Pami Venado Tuerto. Pero por otro lado, existieron muchos casos que la transferencia fue replanteada y efectivamente autorizados a volver a sus médicos y prestadores anteriores. Al no haber un sistema claro y contemplativo de la situación, lo que hubo es una respuesta parcial en algunos casos y mucha más confusión y burocracia que antes”, agregó Vernetti.

VÍA CRUCIS DE LOS ABUELOS
“Desde entonces, los jubilados y pensionados afectados por esta disposición de PAMI son sometidos a una especie de vía crucis para lograr la atención médica que les corresponde. Vienen sufriendo por una medida que no parece haber contemplado su realidad. Más allá de los justificativos, análisis y debates de la necesidad de introducir reformas en la prestación del servicio de la obra social, la decisión y su correspondiente forma de ejecutarla, fue absolutamente insensible al dolor y la angustia que provocó y sigue provocando en cientos de abuelos y abuelas de nuestra ciudad. Hay que ver a esas personas mayores, muchos en bicicleta, a pie, con sus magros ingresos, penando de un lugar a otro, haciendo cola, sin la respuesta adecuada”, afirmó el concejal.

Vernetti puso de manifiesto su indignación luego de afirmar que “los abuelos están padeciendo casi en soledad, sin voz, impotentes frente a una arbitrariedad que los arroja a la incertidumbre de no tener la tranquilidad de recibir la asistencia médica adecuada y necesaria. Hay que conocer sus historias personales, los dolores individuales, ocultos y silenciados por la burocracia, y sumarlos todos en un conjunto para poder llegar a tener una idea del sufrimiento colectivo de tantas personas en situación muy vulnerable, producido por decisión política de un organismo que se supone debe protegerlos”.

ALGUNOS EJEMPLOS
El esposo de Ana, por ejemplo, padece Mal de Parkinson y necesitaba realizarse una ecografía con suma urgencia. Como consecuencia de su transferencia de un sanatorio al otro, Ana debió comenzó a peregrinar entre ambos sanatorios y hasta incluso en la oficina de PAMI, ya que ninguno aceptaba atenderlo. Finalmente, después de llenar una carta documento de su puño y letra en la oficina de PAMI, le dieron una orden para hacerse la ecografía. Tampoco le daban los remedios que necesitaba para su tratamiento porque ya no le correspondían por haber aceptado la “reparación histórica” del ANSES. Debió responder interrogantes que incluían el nivel de daño producido por la enfermedad, como por ejemplo, “si se vestía solo o había que ayudarlo”, entre otras cuestiones.

“Otro caso fue el de Héctor, un jubilado de 93 años que debe realizarse controles por una afección crónica. Hizo el mismo recorrido, lo trasfirieron, fue de un sanatorio a otro, desde allí a la oficina de PAMI, hasta que finalmente logró seguir su tratamiento en el Sanatorio Castelli, pero abonando una suma de dinero y esperar el reintegro de PAMI, cuando antes era atendido en el San Martín directamente”, ejemplificó el socialista.

FRENAR EL RETROCESO
Por último, Vernetti manifestó su preocupación por el retroceso notable, insensible e impensado de políticas públicas nacionales que garantizaban derechos. “El gobierno nacional viene aplicando mano dura con los que menos tienen, con los que más vulnerables se encuentran. En ese marco salvaje, deshumanizado, en Venado se agrava por el manoseo al que están sometiendo a los abuelos, tomándolos como rehenes de una disputa económica por las cápitas del PAMI. Estoy convencido que, al menos en la parte local, podemos evitar tanto sufrimiento sin sentido. Para eso convocamos a discutir eso en el marco de la Mesa de Salud que funciona en el Concejo Municipal”, concluyó.

FM DALE - Dorrego 3645 Venado Tuerto - Santa Fe - 03462 31-5190 - publicidadfmdale@hotmail.com - WhatsApp 3462343436 

Creado por www.pensamosprimero.com